Los Feligreses

Los feligreses son todos los hijos, hijas de Dios que aceptaron libremente formar parte de la Religión del Amor.  Para formar parte de la Religión del Amor no se necesita renunciar al credo en el cual fueron bautizados, pero si aceptaron formar parte de la Religión del Amor, el compromiso es de amar, primero a Dios, así mismos, así mismas y al prójimo.

El que acepta formar parte de la Religión del Amor recibe el don de sanación, perdón de sus pecados, Dios lo bendice y bendice su hogar.

Los feligreses se persignan expresando: "en el nombre del Padre-Madre que es Uno” y se toca la parte superior de la cabeza y luego se lleva la mano a la zona del ombligo y se dice: "y del hijo” y luego se toca el bazo llevando la mano hasta el hígado tocando éste y se expresa: "en comunión con todos”, luego se lleva la mano derecha al pulmón izquierdo tocando éste a la altura del corazón para luego pasar la mano hasta el pulmón derecho tocando éste también a la altura del corazón y al llevar a cabo esto se dice: "en unidad”, y luego ambas manos se juntan por encima de la cabeza pero a la altura de la frente y juntando estas se dice: "unidad”.  Esta es la forma en que los feligreses se han de persignar.

Para los feligreses Dios está dentro de cada uno y en todas partes y en toda su creación porque no hay nada fuera de Dios.

El amor es el camino para alcanzar la angelitud y todo lo que es contrario al amor es un pecado, el pecado en la Religión del Amor es un sinónimo de errorprimer mensajero es el responsable.