Enseñanzas - Carlos Narváez

Dios da mensajes

Un hermano me dijo: “hermano yo le entrego mensualmente dinero a un albergue y mi empresa está por quebrar” y yo le dije: “Dios te está dando un mensaje, ya no apoyes más a ese albergue”, “hermano, es que son…”, “si pero esos niños en vidas anteriores, cuando fueron padres, abandonaron a sus hijos y no les dieron un solo centavo, y sus hijos, como consecuencia, no comían todos los días y tú estás haciendo que coman todos los días, no te digo que no compartas, comparte, pero no modifiques el destino de tus hermanos”, entonces habló con el hermano: “hermano ya no voy a ayudar”, “pero porque hermano, si comemos es por ti”, “ya no puedo, voy a quebrar”, y la situación de su empresa que estaba por quebrar, se superó y me buscó y me dijo: “hermano, cambio todo”, “claro” le dije, pero pídele a Dios que te perdone y no le modifiques tú el destino a nadie, porque solo Dios lo puede hacer.