Enseñanzas - Carlos Narváez

El que pide recibe

Un hermano hace un tiempo corto, le dijo a nuestro hermano Carlos: “hermano, yo he decidido darle vacaciones a Dios, porque cada vez que le pedía simplemente encontraba sufrimiento”, y nuestro hermano Carlos le dijo: “¿Qué le pedías?”, y él dijo: “Dios, no quiero dinero, dame chamba”, nuestro hermano Carlos, le dijo: “este es la causa, porque tú te has sentido desdichado y has sufrido y mucho, porque le decías a Dios, no quiero dinero, pero le decías, si quiero trabajo, y el trabajo significa pan, y como pediste no tener, entonces, simplemente solo encontrabas obstáculos, miserias, sufrimiento, esto te creaste tú”.