Enseñanzas - Carlos Narváez

El verbo es creador

El verbo es creador y es importante que esta disciplina tú la lleves a la práctica, este llamado es para todos sin excepción, cuando los hermanos y hermanas se están expresando, están creando de una forma u otra para bien o para mal de ellos, de ellas, en consecuencia, si algún hermano o hermana aún no controla el verbo, si algún hermano o hermana está repitiendo lo que ya debió dejar atrás, es importante, que en la meditación le pida a Dios, que retire todo aquello que han creado, que significa para ellos, crear en forma desordenada, una y otra vez lo que no es la felicidad para vuestros hermanos, la prosperidad para vuestros hermanos, la salud para vuestros hermanos, entonces que ocurre cuando tú hablas negativamente con tu prójimo, estás creando algo tú y tus hermanos, hermanas que te escuchan, están creando contigo, por prestarte atención y creer en aquello que te escuchan a ti, de tal manera que esa negatividad se va a materializar en algún momento en tu vida, por esa razón, es importante que el verbo sea para ti, la oportunidad de progreso y no de crearte karma, en lo que respecta a los ángeles, la responsabilidad es mucho mayor, ¿Por qué? Porque cuando un ángel se expresa, todos los hermanos y hermanas con karma, no solo de esta civilización, de la civilización donde se encuentren ellos, ellas, incluyendo los desencarnados, las desencarnadas con karma, lo asumen como una ley, lo asumen como una responsabilidad para llevar adelante, por eso, es importante pedir a nuestro Padre: “Padre, todo lo que me ha brotado, todo lo que he expresado, todo lo que he creado y es contrario al amor, retíralo y transformalo en amor”.  Si tú, te liberaste del karma, podrías decir “Padre, todo lo que me broto contrario a la luz y perfección, retíralo y transformalo en luz y perfección”.