Enseñanzas - Buda

El verbo según Buda

Que hacía Buda, Buda le decía a sus seguidores, “Hermanos, hermanas, sé que hay algunos de ustedes que quisieran escucharme hablar con frecuencia, sin embargo, cada vez que me expreso, sé que estoy creando algo, en consecuencia medito cada cosa que les digo a ustedes, ya que mi intención es vuestra felicidad y que salgan de la ilusión de este mundo, para que trascendiendo esta ilusión, vivan como yo la felicidad que existe en cada uno de nosotros, por conocer la verdad eterna, que es eterna, como lo he mencionado y es accesible a todos, sin embargo, aquellos que se permiten pensamientos que no son puros, aquellos que se expresan verbalmente, creando para sus hermanos y hermanas menores, simplemente la continuidad en el error, están sembrando desarmonías en sus vidas y en algún momento tendrán que vivir esas desarmonías, como consecuencia del aprendizaje, ya que nadie está libre, porque el camino es muy largo pero siempre significa aprender, por esa razón cuando yo hablo con ustedes, le pido a la fuente, que está en cada uno de nosotros que sea él, el que se exprese a cada momento, sin embargo cuantas veces luego de hablar, me dirijo a la fuente de toda vida y le digo ‘Perdón por todo aquello que cree y no es tu voluntad’ y yo ¿Por qué hago esta oración?, la hago porque hasta cuando hablo, veo todo lo que ocurre con cada uno de ustedes y si lo veo con ustedes, entonces, soy consciente de que estoy creando una y otra vez, no solo cuando hablo, inclusive cuando pienso.”