Enseñanzas - Otros

Hermes Trismegisto, Enseñanzas de Hermes Trismegisto

Hermanos me siento feliz de participar de esta reunión y poder compartir con ustedes enseñanzas recibidas hace mucho tiempo atrás y que significaron para aquellos que la escucharon y la hicieron suya, la oportunidad de progresar y también de liberarse de los errores que habían cometido en el pasado.

La fuente que es la misma a través del tiempo, no importa como la llamen, ésta fuente que está dentro de cada uno de nosotros al encontrar el camino que te permite a ti entrar en comunión con ésta fuente que está dentro de ti, va a significar el progreso en la medida que haciéndote consciente logres a través del amor liberarte del error cometido en el pasado.

La mente que es parte de la mente de Dios es calificada constantemente por tus propios pensamientos y por los pensamientos de otros que tú aceptas, cuando alguien te afirma algo o te niega algo, lo que tú aceptas lo haces también en tu propio cuerpo mental y crea un patrón, patrón que luego va a significar la forma en que tú vas a vivir hacia el futuro.

Los seres humanos que han logrado entender ésta gran verdad, trabajan para que nuestro Padre retire de la mente de cada uno, aquello que ha creado y que te genera dolor y sufrimiento.
Quien se está expresando en esta oportunidad es Hermes Trismegisto, y me siento como lo he anunciado al principio, feliz de participar de ésta reunión.

Los hermanos que quieran trabajar de ésta forma con su mente, deberán entonces buscar un lugar que te permita a ti en la intimidad encontrar ésta fuente de la cual emana todo lo creado.

El creador está en ti, entonces ubicando un lugar en el cual tú te sientas en paz y sentándote cómodamente, el propósito sincero del estudiante que desea éste contacto con su ser real, necesita entonces pedir, pedir a ésta fuente te permita el realizar este encuentro, este contacto con la esencia dentro de ti, con tus palabras, ya sea verbal o mentalmente una vez que le has hecho el pedido, cierra tus ojos, yo a mis estudiantes en aquel tiempo, les decía que imaginarán un camino dentro de ellos mismos, un camino que significaba que luego al final de éste camino encontrabas una fuente de luz, un sol, pero que irradia una luz blanca brillante y les decía: 

“imagínate tú estudiante que en tú interior vas por un camino, puede ser de tierra, puede ser de piedras, puede ser de madera, no importa el material, pero imagínate transitando por éste sendero, brotará en tu interior si la búsqueda es sincera, éste camino hasta que encuentres éste sol dentro de ti que irradia una luz blanca y brillante, que harás cuando estés frente a ésta luz, pedirás humildemente te permita ingresar en esta luz para lograr el entendimiento de tu realidad, porque no eres tú la parte externa, la manifestación en éste mundo a través de tu materia, tú eres la esencia que desprendiéndose de la fuente, ha iniciado su camino de regreso a la fuente misma, porque nada ni nadie puede salir de él, en consecuencia, al pedir te permita éste ingreso, entonces, al ingresar en ésta energía que está en tu interior y es tu esencia, permanecerás en silencio, contemplando está luz y entendiendo ésta esencia, que también está en tu interior, ¿Cuánto tiempo has de permanecer? permanecerás todo el tiempo que tú necesitas en tu despertar”.

De tal manera, que en éste momento y en ese tiempo no significa sino el lograr la unidad, la comunión con tu esencia, cuando logres esto, te permitirá a ti un mayor entendimiento sobre la verdad y que has venido tú a hacer a éste mundo, de tal manera, que con la práctica, lograrás transformarte a ti mismo y entenderás el porque de la naturaleza, el porque tienes éste padre, ésta madre, éste hermano o ésta hermana, el porque de la esposa, el porque de los hijos, el porque de todo lo que ocurre en tu vida.

Sin embargo, en éste tiempo y en éste momento cuando tú ingreses en tu esencia, has de permanecer en silencio, el silencio significa para ti, dejar que ésta fuente que es tu esencia también actúe libremente en ésta transformación que te acerca a lo divino porque emanando nosotros de él, el camino hacia la divinidad significa el tiempo de mayor comunión con la esencia y ésta esencia está dentro de cada uno de nosotros.

En aquel tiempo uno de mis discípulos me dijo: “maestro, he logrado ingresar a un sendero, lo vi con tierra y con piedras blancas a los costados, pero lo más extraño de todo, es que yo sentía que éste sendero era hacia abajo, pero al final del sendero, encontré ésta fuente, hice lo que me pidió maestro y al ingresar experimenté un cambio profundo en mí, no siento ya el deseo de enfrentarme a los demás, no siento ya que deba contestar con ira y cólera a los demás y algo me está ocurriendo maestro y no lo puedo entender, estoy mirando esa misma esencia en los demás”, yo le dije: “lo que tú estás viendo es lo correcto, tu esencia está también en todos y llegará el momento en que entenderás que no hay división, que formamos parte de uno, de uno mismo y esto significa, que siendo la fuente de la cual emana todo y es el principio y es el final y es todo para todos, cuando logras ésta comunión, te vas a ver presente en todo, en todas y en todas partes, ¿cómo has de vivir entonces?, entendiendo de que aquello que le haces a tus hermanos, también a ti te lo haces, ¿qué harías para tu felicidad? No has tú de tratarte amorosamente, entonces, trata amorosamente también a todos, porque estás también tú dentro de ellos y ellos están dentro de ti”, “maestro, esto está más allá del conocimiento que existe en el mundo”, “si este conocimiento”, le dije yo, “está siendo derramado en la tierra es por la voluntad del creador, que te permite a ti y a todos entender la verdad, el camino, que tú puedas observar en tu interior que te conduce a tu esencia y puedes verlo en descenso o puedes verlo en ascenso, o puedes verlo en un plano, no importa, ya que lograrás este encuentro con tu esencia que te permitirá salir de la ignorancia y vivir la realidad, no son tus ojos los que te muestran la verdad, solo a través del despertar de tu conciencia que te permite ver la esencia de la cual emana todo, siempre presente en tus hermanos y hermanas y en toda la creación, es ahí que entenderás que éste es el camino y ésta es la gran verdad para todos los hijos e hijas de Dios”.

Esta es la enseñanza que compartí con mis discípulos en aquel tiempo, forma parte de todo aquello que transmití en aquel tiempo como también las leyes que existen en el cosmos, sin embargo, de todos aquellos, aquellas que quieran seguir la enseñanza, la puerta está abierta, tu ser real que es Dios dentro de ti, te está esperando, siempre ha estado esperándote, entonces, cuando tú inicies éste camino, éste camino te permitirá la verdadera felicidad, cada uno de ustedes logrará entonces la maestría en su tiempo y en su momento, los hermanos y hermanas que tienen karma, al lograr este contacto con la esencia, caminan al liberarse entonces de los errores que han cometido en el pasado, motivo por el cual sufren en el presente, sin embargo, no has de olvidar que cuando termina tu meditación, cuando tú te has apartado de la esencia que está en tu interior  temporalmente y que te esperará cada vez que tú quieras llevar adelante, esto lo que ahora has escuchado, entonces, significará que buscarás con mayor intensidad éste contacto que te permitirá a ti vivir la comunión con la esencia, con el creador, con la fuente, de tal manera que esto va a depender de ti.

La esencia no tiene enfermedad, la esencia no tiene traumas, no tiene temores, la esencia es perfecta, porque emana de la fuente que es perfección y ha estado y estará siempre presente.