Enseñanzas - Carlos Narváez

La curación

Los seres humanos que han alcanzado el don de sanación, que es la oportunidad de progresar a través del amor empleando este don en beneficio del prójimo, sin embargo, la cura viene de Dios y cada hermano debe transformarse así mismo ya que la cura viene de adentro hacia afuera.

Dios es fuente de inspiración y la fortaleza que él nos da para lograr los cambios necesarios, van a significar la cura permanente que recibe el ser humano cuando es perdonado por Dios, ya que enfermedad es sinónimo de pecado.

En consecuencia, uno de los caminos que Dios ha concedido para que el ser humano recupere la salud es el agua fluidificada, que es el agua con la que el ser humano le pide a Dios, la bendiga y sea un medio de cura para el paciente.

Esta agua ha sido empleada a través del tiempo, de tal manera, que cuando ha sido examinada por los científicos han logrado descubrir que ya no es H2O, una molécula de hidrogeno por dos de oxígeno, cambia su estado molecular y esto en razón de lo que Dios concede.

Si tú quieres fluidificar el agua, pidiendo a Dios bendiga esta y sea un medio de curación para tus hermanos, recuerda que todo pedido que tú haces a Dios siempre es escuchado, hay quienes colocan la palma de la mano derecha a cierta altura del agua y la palma de la mano izquierda hacia lo alto en actitud de recibir y cuando oran, pidiendo la bendición de Dios en esa agua y que contenga los fluidos de cura para que el paciente sane de la enfermedad que tiene, cada pedido es siempre, además de escuchado, recibe una respuesta, y aquel que la bebe debe lograr ese nivel de sintonía para que la enfermedad ya no esté más con él.

La fe viene de Dios, por esta razón es importante que el paciente pida a Dios, fe, para que de esta forma, pueda liberarse de la enfermedad que creo, fruto de sus errores en el pasado.

En lo que respecta a el conocimiento, el libro Mediumnidad de Cura por Ramatis es uno de los libros necesarios, dentro de lo que significa adquirir el conocimiento para tratar al paciente, por parte de aquel que ha recibido el don de sanación y de esta forma entender que puede hacer con el don y que no puede hacer con el don, es un consejo fraterno, sin embargo, aquellos que tienen pensamientos que no son positivos, afectan necesariamente su salud, basta que tú creas que lo que has consumido no te va a digerir, ten la seguridad que la digestión se perjudica.

Entonces, salud y enfermedad, esto se logra a través de un cambio de actitud, modificando los pensamientos para que el ser humano pueda recuperar la salud.