Enseñanzas - Carlos Narváez

La Iglesia de la Religión del Amor como lugar de peregrinación

La iglesia de la Religión del Amor se levanta no para seguir a un hombre, sino para hermanar a todos, donde cada uno es responsable ante Dios, de tal manera, que lo que nuestro hermano está transmitiendo no es porque busca la gloria de él, les dice a ustedes: “síganlo, ámenlo, que la iglesia existe pero también se levantará en la tierra”, pero lo que ha profetizado nuestro hermano que la iglesia de la Religión del Amor, se levantará en el Perú, en la ciudad de Lima, y se convertirá en lugar de peregrinaje del mundo entero, esto es una realidad, de tal manera que los hermanos cuando ingresen, cuantos llorarán entendiendo de que no fue ni Krishna, ni Buda, ni Mahoma, ni Jesús los que dividieron a los hombres, sino fueron los mismos seres humanos que por envidias, odios, rencores y otros sentimientos no fraternos dividieron en vez de unir.