Enseñanzas - Carlos Narváez

La reflexión

Una hermana le pregunto a nuestro hermano Carlos: “hermano Carlos, he leído un libro donde habla como las moscas están ayudando al progreso de los seres humanos, porque cuando mueven las alas, elevan la vibración de todos los lugares donde pasan y no hay que matarlas, porque es un progreso para todos”, y nuestro hermano Carlos le dijo: “y si está mosca se posa en tu plato, entonces, te lo comes”, y la hermana le dijo: “si está elevando la vibración, ¿por qué no voy a comer?”, y nuestro hermano le dijo: “estás renunciando a tu razón, estás aceptando mentiras como verdades”, esto ocurre cuando los seres humanos, no le piden a Dios el entendimiento para comprender aquello que leen y desechar aquello que es perjudicial, cuantos hermanos que tienen el don de la telepatía y han plasmado obras hermosas, sin embargo, están matizadas con falsedades, de tal manera, que los seres humanos, deben discernir y retirar todo aquello que es perjudicial, si yo te digo a ti, que las heces de los seres humanos curan y tú abdicas de tu razón y dices: “si lo ha dicho, es así”, si te la comes tendrás un cuadro infeccioso tan severo que podría comprometer no solo tu aparato digestivo, tus vías respiratorias, tus riñones, tus ganglios, que absorben la infección defendiendo al cuerpo y podría desencadenar en septicemia.

Hay un libro, que recomienda comer las heces del ser humano y mezclarlas con otros productos para sanar, esta práctica es perjudicial a la salud, por eso es importante que no renuncies a la razón, y reflexiones antes de proceder, contra tu salud.  Los mensajes que existen y los libros que hablan de la salud, aquellos que prescriben caminos de curación siempre cuando es junto a Dios, la respuesta será curación.