Enseñanzas - Carlos Narváez

Las leyes que existen en la creación

  1. Ley de la atracción   Los pensamientos conscientes o inconscientes generan una respuesta atrayendo a la vida del ser aquello que emitió hacia el cosmos.   Si al pensamiento se le une el sentimiento se materializa en un tiempo menor en la vida del ser.
  1. Ley del amor   El amor expresado de forma consciente involucra el pensamiento (cuerpo mental) y el sentimiento (cuerpo astral o cuerpo de las emociones).   Cuando es emitido por el ser de forma consciente genera una respuesta idéntica del ser que la recepciona.
  1. Ley de la destrucción   Todo tiene un tiempo. Lo que se expande luego se contraerá.   La destrucción da paso a la creación formando parte de la emanación del uno.   Sin destrucción no puede haber creación.   Lo manifestado perderá cohesión produciéndose la destrucción y en la nueva manifestación, la perfección se manifestará en un ciclo constante y eterno.
  1. Ley del universo mental   Los pensamientos son creadores.   Uno crea lo que uno cree.   Se hace de acuerdo a tu fe.   Siendo energía tiene un grado o vibración.   Pensamientos semejantes se atraen.   Pensamientos opuestos se repelen.   Lo que el ser genera como energía mental regresa al emisor luego de llegar al objetivo, cumpliendo un ciclo que siempre es elíptico.
  1. Ley de trascendencia   Las expresiones emocionales deprimentes como la cólera, la ira, la maledicencia, la intolerancia, la hipocresía, la venganza, la crueldad, etc.; se transforman buscando en el interior del ser la energía de amor que emitió en algún momento de su vida. Contemplando esta energía gradualmente va transmutando las energías deprimentes que inducen al ser al error.
  1. Ley del uso   La posesión del conocimiento, si no va acompañada por una manifestación y expresión en la práctica y en la obra, es lo mismo que el enterrar metales preciosos: una cosa vana e inútil.   El conocimiento, lo mismo que la fortuna, deben emplearse.   La ley del uso es universal, y el que en la vida sufre es por haberse puesto en conflicto con las fuerzas naturales.   Por esta ley los seres deben emplear aquello que reciben.   No hacerlo sólo perjudica a la entidad.   Si recibo conocimiento debo compartirlo, si recibo dinero debo emplearlo, si recibo un bien debo emplearlo, si recibo amor debo expresarlo, etc.
  1. Ley de los opuestos   Los opuestos se atraen.   La atracción será mayor cuando las cualidades manifestadas sean opuestas.   Razón por la cual el creyente se siente atraído por la atea, la pacífica se siente atraída por el agresivo, etc.
  1. Ley del progreso   La ley es el Uno, está presente en todos(as).   Es la fuerza que impulsa. Se progresa cuando se escoge el amor.   El ángel progresa cuando escoge la perfección y el “Padre-Madre, tu voluntad es mi voluntad”.
  1. Ley de la unidad   El Uno (Dios, Alá, Creador, Krishna, Buda, Yahvé, El Sin Nombre, La Luz, etc.) está en todos, todas y en toda su creación.   Cuando expresas amor te expresas en unidad con la fuente; cuando cumples con la voluntad mayor te expresas en unidad.   Si procedes de acuerdo a todo lo que expresa, de acuerdo a todo lo que manifiesta, de acuerdo a todo lo que es, entonces cumples con la ley de la unidad.
  1. Ley de la misericordia   El Uno es misericordia.   El ser que expresa misericordia, necesariamente recibe misericordia.   La misericordia es el fruto del amor de Dios.
  1. Ley de la gracia   La gracia se recibe del Uno.   Aquel que la tiene, debe pedir por los demás.   El estado de gracia se pierde, cuando se procede de forma distinta a la voluntad de Dios.   Recuperarla implica enmendar el camino.
  1. Ley del temor   Uno, una, atrae a su vida aquello que teme.   El temor es un imán que atraerá a tu vida, una y otra vez aquello que temes.   Tienes temor a que te roben, entonces te robarán, tienes temor a un accidente lo tendrás, tienes temor al engaño te engañarán, tienes temor a que te desaprueben te desaprobarán, tienes temor a que te abandonen te abandonarán, etc.    Aparta de tu vida el temor, mentalízate y piensa en lo que quieres, no pienses en lo que no quieres.
  1. Ley de la afinidad   Los que vibran en la misma frecuencia se atraen.   En las colonias espirituales, los seres se agrupan por esta misma ley.   En la Tierra, ya que como es arriba es abajo, los alcohólicos se atraen entre ellos, las prostitutas se atraen entre ellas, los homosexuales se atraen entre ellos, etc.
  1. Ley del progreso   Todos los seres se sienten con la necesidad de progresar.   Ubicar cuál es el verdadero progreso, permite al ser lograr la meta en un tiempo menor.   En los mundos materiales, todo aquello que te llevas después de la muerte, constituye progreso.
  1. Ley de la luz   Por esta ley el que entrega luz recibe luz.   La luz es una emanación de Dios.   Esta energía permite el desarrollo del cuerpo de luz.   La luz está en todos(as).   Por esta energía sabemos cuál es la meta y permite superar la ilusión material (la materia es ilusoria porque no es eterna).   Para recibir luz debes pedirla para los demás, porque es dando que recibimos.
  1. Ley de Comparecencia   Por esta ley cuando alguien siente que está viviendo algo que no le corresponde, motivo por el cual sufre, y siente que ese sufrimiento es mayor a lo que puede soportar, dirigirse a Dios y decirle: “Padre-Madre que eres Uno (Dios, Alá, Buda, Krishna, Creador, Sin Nombre, Cristo, etc.), te pido por la Ley de Comparecencia tengas piedad de mí y resuelvas de acuerdo a tu JUSTICIA Y MISERICORDIA”.