Enseñanzas - Carlos Narváez

Los dones y como usarlos

Los dones son entregados por tres causas diferentes:
 

  • Uno corresponde al fruto de la evolución, cuando los hermanos y hermanas reciben como herencia estos dones que son de todos.
  • La otra causa, es cuando el hermano o la hermana, está tan endeudado o endeudada por los errores cometidos que le pide a Dios tener dones para equilibrar la balanza y hacer mucho bien, ya que en el pasado hizo mucho mal.
  • La otra causa, es cuando los hermanos comprendiendo que el camino es el amor, le piden a Dios dones para emplearlos con amor y progresar.

Entonces, cada uno de ustedes debe reflexionar y entender que los dones, siendo una herramienta para hacer el bien, es una oportunidad hermosa que recibes de Dios, aquellos a quienes no se les actualiza los dones, en muchos casos es que se sienten tan culpables, que cuando hablamos con ellos, con ellas a la hora del sueño, nos dicen que no los merecen, entonces no los podemos obligar, pero si tú vives con amor, sentirás que si mereces, porque los dones te permitirán hacer mucho bien.

Si tú, logras la información de hermanos y hermanas que viven una situación difícil, que podría modificarse si Dios derrama misericordia y tú empleando el don de la telepatía, le pides a Dios la gracia para comunicarte con tus hermanos y hermanas mayores y pides para que se modifique una condición que está generando dolor y sufrimiento a tus hermanos en alguna parte de este mundo, recibirás entonces una respuesta y habrá participación de tus hermanos y hermanas mayores en lo que Dios conceda.

Entonces, hablamos no solo de desastres naturales, hablamos de cualquier situación que tú quieras que cambie, siempre y cuando Dios lo conceda,  entonces, la telepatía es una oportunidad, hay hermanos y hermanas que por el karma que han creado, por sus errores de vidas anteriores, cuando le piden a Dios, los ángeles no bajan a atenderlos, porque le dijeron a Dios antes de nacer: “yo no merezco misericordia, no merezco que los ángeles se me acerquen, he hecho mucho mal, no quiero ser escuchado en mis suplicas, para que supere mis conflictos o enfermedades”, entonces, suplica y nada cambia y es porque le pidieron eso antes a Dios, pero si tú recibes el don de sanación, significa la oportunidad de ser escuchado por nuestro Padre y sus ángeles y por nuestros hermanos y hermanas mayores arcángeles, de tal manera que aquel que tiene el don, entonces es escuchado, nuestro Padre, escucha a todos siempre, sin embargo, él no obliga.

Que ha dicho nuestro hermano Carlos y ha sido Dios a través de él, hay un hermano que le ha dicho a Dios: “quiero expiar mi error con el cáncer, más cuando yo pida dentro de mi cuerpo físico sanar, no quiero ser escuchado, quiero morir con esa enfermedad“, entonces los hermanos buscan cuando comprenden que los médicos no pueden modificar su condición, buscan a hermanos y hermanas que tienen dones, y les dicen:  “hermana, hermano quiero sanar, rece por mí”, y a la hora del sueño, se les pregunta: “hermana, ¿deseas ser sanada?, hermano, ¿deseas ser sanado?”, cuando el hermano o la hermana dicen “no”, aunque dentro del cuerpo físico lo suplique, el cáncer sigue avanzando, porque Dios en su interior, significa que la elección que ha tomado, es porque siente que necesita expiar a través de esta enfermedad, con la consiguiente partida, solo cuando la entidad, a través del amor que derrama, comprende que quedarse en la tierra para seguir derramando amor, va a reportar un beneficio interno y liberarse de los errores cometidos, podría significar  una modificación aunque ya hemos explicado a través de nuestro hermano Carlos, que cuando el karma es muy grande, los hermanos no piden ninguna modificación, generalmente es cuando ya se ha consumido parte de este karma, que los hermanos piden una oportunidad, entonces, cuando les falta el 30% o el 20%, las probabilidades son muy grandes, para que los hermanos y hermanas  pidan esa oportunidad y crean que pueden ellos continuar y perseverar en el amor para liberarse de los errores que han creado, pero cuando el karma es muy grande, cuando se les pregunta fuera del cuerpo físico, la respuesta es no, no quiero que nada cambie, de tal manera, que es Dios en tu interior, la ley es Dios mismo y la ley no cambia, Dios está en nuestro interior, el progreso es para todos.