Enseñanzas - Carlos Narváez

Los dones

Los dones, deben ser empleados amorosamente, cuando un don se distorsiona, el hermano o la hermana debe evaluar, porque ese don se está distorsionando, que hay en su interior, que genera esta distorsión en el don, que Dios le ha dado, no hay que olvidar, que nadie puede engañar a Dios y cuando uno medita, cuando uno reflexiona, va a encontrar la respuesta en su interior, entonces, si estás caminando y has escogido el amor, entonces, encontrarás las respuestas, del porque los dones aún no se actualizan para ti y si ya los tienes y se distorsionan, medita y encontrarás la respuesta el porque está ocurriendo eso en ti.

Cuando uno fuerza el don, éste se distorsiona, si tienes clarividencia y quieres ver más de lo que Dios te muestra, el don se distorsiona, si tienes telepatía y si al preguntar no recibes respuesta, pero insistes, entonces, podrías recibir un mensaje apócrifo, deja te guíe y esto con todos los dones que él te pudiera haber concedido y recuerda emplearlos con amor.

Si te equivocas, y el don es suspendido, éste podría regresar, si retiras la causa que genero la suspensión, pero si insistes en el error, podría ser retirado, entonces, el don ya no regresa en esta vida.